Alquiler a las afueras.



[…] Porque así es como escribe Pedro, como un sismógrafo, dejando patente que el papel en el que queda registrado un temblor y el papel de un electrocardiograma donde se refleja la actividad del corazón, dejan un dibujo similar, un temblor sobre la hoja, el latido de un pecho o de la tierra. […]

Me temo que no es un libro de poemas, sino un libro de asaltos, un combate de boxeo, poemas directos a la mandíbula. […]

Escribe como los ángeles, emociona como los demonios y además es el tipo más humilde que he visto asomarse a un folio y a un micrófono en toda mi vida. […]

No sé cómo lo hace pero siempre me ha partido por la mitad con cada uno de sus libros. […]

Su poesía salta a por ti como un reptil, se te lanza encima y no te suelta. Pedro destripa las emociones como pocos. Hay muchos poetas muy buenos pero casi todos carecen del bisturí de Pedro. Pocas personas van hacia el folio como a la mesa del forense para hacer rodajas el corazón hasta que hable por sí solo. Creo que eso eleva a Sabina sobre el resto de escritores de canciones, su capacidad para diseccionar la emoción. Pedro también la tiene. […]